3 formas en que la gestión de activos está impulsando la eficiencia y el éxito del laboratorio

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp
La gestión sólida de activos es la base de cualquier laboratorio. Garantizar que el equipo esté bien mantenido mantendrá la eficiencia en un nivel alto. Para adelantarse a sus actividades diarias cada vez más complejas, demandas de mayor rendimiento y presiones de costos cada vez mayores, los laboratorios deben ser lo más eficientes y optimizados posible.
  1. Ahorre dinero aumentando la productividad
Es una verdad bien conocida en cualquier laboratorio: el tiempo es igual a dinero. Por lo tanto, cuanto menos tiempo pasen los científicos esperando el equipo y más tiempo dediquen a tareas relevantes, más rentable será un laboratorio. Sin embargo, con el apoyo de un servicio de gestión de activos de múltiples proveedores , como PerkinElmer OneSource , estos trabajos se pueden subcontratar, lo que permite a los científicos centrarse en el descubrimiento y la investigación. Desde la primera etapa del ciclo de vida de un equipo, durante la incorporación, los equipos de laboratorio dedican un tiempo valioso a tareas como la programación de la logística, la coordinación del seguimiento y la instalación del software. Además, pasar por alto detalles menores puede provocar retrasos en la instalación, costos imprevistos y tiempos de inactividad inesperados, lo que genera una pérdida de tiempo aún mayor en tareas que no son de investigación. Esta infografía detalla cómo un servicio integral de incorporación puede ahorrar tiempo y dinero a los laboratorios.
  1. Aproveche las recompensas de un buen mantenimiento del laboratorio
Incluso una vez que el equipo está en funcionamiento, los desafíos de un laboratorio no terminan ahí. El mantenimiento regular de los equipos es vital, ya sea para mantenerse dentro de los presupuestos o garantizar que los experimentos se ejecuten de manera efectiva y sin problemas. Sin embargo, los beneficios del mantenimiento de rutina del equipo no terminan ahí. El equipo es a menudo uno de los desembolsos de mayor costo para un laboratorio, por lo que evitar recompras innecesarias es una gran ventaja. Es importante tener en cuenta que el mantenimiento debe adaptarse a las necesidades y desafíos individuales de un laboratorio. Por ejemplo, en industrias como la farmacéutica y la alimentaria, las normas y estándares para los laboratorios cambian constantemente debido a las tendencias globales y los desafíos de seguridad. Aquí, los laboratorios deben asegurarse de que el mantenimiento de rutina apunte a cualquier cambio en el procedimiento y protocolo operativo para garantizar el cumplimiento. Además, si bien casi toda la instrumentación necesita servicio, existe una gran variedad de flujos de trabajo, algunos contienen instrumentación compleja, como espectrómetros de RMN, y otros contienen equipos mucho más simples, como balanzas o medidores de pH. El servicio al cliente dedicado y personalizado garantiza el mejor retorno de la inversión. Utilice este cuadro gráfico para ayudar a elegir el modelo de mantenimiento adecuado.
  1. Aproveche el «Internet de las cosas» (IoT)
 Este término se ha convertido en una palabra familiar para describir la intersección de dispositivos y el intercambio masivo de datos a través de Internet. Desde dispositivos de monóxido de carbono hasta semáforos, el IoT es un lugar común en el mundo moderno y debe usarse para crear eficiencias en el laboratorio actual. Así como cada laboratorio es único, también lo son sus flujos de trabajo y procesos. Por ejemplo, es probable que dos laboratorios farmacéuticos QA/QC tengan flujos de trabajo operativos muy distintos. Un laboratorio de API, por ejemplo, normalmente analizaría la presencia de solventes residuales, mientras que un fármaco más convencional podría no hacerlo, lo que daría lugar a diferentes instrumentos y procesos. Esta es la razón por la cual aprovechar IoT es tan importante. La conectividad captura datos contextuales de todo el laboratorio y reduce el error humano al automatizar muchas tareas esenciales, incluida la supervisión, la programación y la intervención de protocolos. Además, a través de un software intuitivo de visualización e intercambio de datos, IoT puede ayudar a obtener actualizaciones más detalladas y en tiempo real sobre los flujos de trabajo operativos. Cuando se trabaja en varios sitios, los laboratorios pueden incluso usarse para compararse entre sí para garantizar que se mantenga el rendimiento. Al establecer métricas SMART, KPI y objetivos, los laboratorios también pueden monitorear continuamente la efectividad del flujo de trabajo, buscando cuellos de botella a medida que aparecen para acelerar la eficiencia. Esta captura automática de datos también puede extenderse a las condiciones de laboratorio. El monitoreo ambiental, por ejemplo, puede ayudar a mejorar la reproducibilidad de la investigación y el rendimiento del instrumento. Condiciones como la temperatura, la humedad, la presión del aire y los niveles de luz pueden afectar el rendimiento del instrumento. Si bien la mayoría de los laboratorios poseen cierto control ambiental, a menudo no pueden detectar los cambios granulares generados en los microclimas. Sin embargo, con IoT, se puede crear un sistema de monitoreo personalizado para un laboratorio específico, lo que ayuda a garantizar la reproducibilidad y la validación de las condiciones para la instalación . La gestión de activos no es un proceso de un solo paso. Desde el momento en que un laboratorio decide comprar nueva instrumentación, se requiere una gestión continua para aprovecharla al máximo. Sin embargo, garantizar los mejores medios de retorno de la inversión puede significar dedicar un tiempo valioso al mantenimiento y la instalación básicos. Pero hay una manera más eficiente y precisa. Al subcontratar estos trabajos y obtener el apoyo de un equipo de expertos, un laboratorio puede enfocarse en descubrimientos e investigaciones científicas productivas.
Ir arriba